Loading..
Processing... Please wait...

El producto se ha añadido al carrito.



Seleccione idioma
Seleccione idioma

ALG - Antonio López Garrido, S.A.

Claves: Human Centric Lighting
Por ALG

Claves del Human Centric Lighting o Iluminación Centrada en el Ser Humano

La tendencia Human Centric Lighting

Mucho se ha hablado en los últimos años sobre Human Centric Lighting, un concepto recurrente en las ferias de iluminación más importantes del mundo. Pero ¿qué significa este concepto?

La Iluminación Centrada en el Ser Humano (Human Centric Lighting) es sólo una de las ramas del Diseño Centrado en el Ser Humano (Human Centered Design), una filosofía de diseño que, como su nombre indica, tiene como objetivo la creación de productos que resuelvan necesidades concretas de sus usuarios finales, consiguiendo así la mejor experiencia de uso posible con el mínimo esfuerzo de este. En el mundo digital esto es ya una realidad, las webs se esfuerzan día a día por mejorar su usabilidad y ofrecer una mejor experiencia de usuario a sus internautas.

En el caso de la iluminación, la experiencia de uso abarca un campo más amplio y complejo ya que está demostrado que la iluminación afecta a nuestro bienestar y salud; mejora nuestra experiencia humana.

Human Centric Lighting busca mejorar la salud y el bienestar de las personas a través de los llamados efectos no visibles de la luz. Tal y como apunta la asociación Lighting for People, existe una discrepancia entre luz natural y artificial en relación con aspectos tales como la intensidad, el color y el dinamismo de la luz. Mientras que la luz natural es dinámica desde que amanece hasta que anochece, la luz artificial siempre es la misma, lo que puede alterar nuestro ritmo vital.

Iluminación natural dinámica versus iluminación artificial estática

La luz como motor del ser humano

Y es que la luz es quien regula nuestro ciclo circadiano (sueño-vigilia) y otras muchas funciones vitales del ser humano. La luz afecta a nuestro estado de ánimo y a nuestros estados de alerta, descanso y atención.

Como seres vivos, las personas necesitamos luz y oscuridad. Hay un ciclo diurno donde debemos mantenernos activos y otro periodo en el que descansar y la luz es el regulador más importante de nuestro reloj interno. Por ese motivo, necesitamos la luz adecuada en el momento adecuado y en el lugar adecuado.

La luz de alta intensidad y con una temperatura de color más fría ayuda a mantenernos activos y mejora nuestro rendimiento y estado de alerta. Este tipo de iluminación es beneficiosa durante las horas centrales del día.

Por el contrario, una luz suave y con temperatura de color cálida produce un efecto calmante y no altera el sueño por lo que es recomendable para las horas finales del día.

Ciclo circadiano

Por este motivo, es muy importante utilizar todos los medios que pone el Smart Lighting a nuestro alcance para diseñar ambientes interiores que se asemejen lo máximo posible a la luz natural.

Iluminación inteligente al servicio del Human Centric Lighting

La tecnología LED permite un control independiente en las tres dimensiones que son clave para la iluminación centrada en el ser humano: la intensidad, la temperatura de color y la dirección de la luz.

La iluminación Centrada en los Seres Humanos está experimentando un auge tremendo en los últimos años y así lo estamos viendo en las diferentes ferias de iluminación de todo el mundo.

El sector doméstico, el sector de la salud y el ámbito profesional son nichos de mercado donde este tipo de iluminación va a tener mucha salida de aquí a 2020. Una luminosidad adecuada y un elevado confort visual repercute positivamente en el proceso de recuperación de los pacientes, así como mejora el rendimiento profesional y académico en oficinas y centros educativos.

Compartir:

       
Comentarios (0)
No hay comentarios

Para poder comentar debe iniciar sesión.

para iniciar sesión