El control térmico es esencial en cualquier proyecto de iluminación. Los diodos LED pueden alcanzar elevadas temperaturas, por lo que una buena disipación influirá en la calidad y longevidad del producto.

 

Nuestros disipadores le garantizan la mejor disipación del calor.